Opinión: ¿Por qué no compraré el nuevo libro de José María Mellado?

José María Mellado es el popular autor de “Fotografía Digital de Alta Calidad”, el libro más vendido en la historia de la fotografía española, más tarde transmutado en “Fotografía de Alta Calidad -Técnica y Método-. CS4”, luego en “Fotografía de Alta Calidad -Técnica y Método-. CS5” (editados por Artual) y finalmente, de momento, en “Fotografía de Alta Calidad. Las Técnicas y Métodos Definitivos. CS6” (ya en Anaya Multimedia). Sin duda, un gran manual para el trabajo con Photoshop que ha dejado huellas y tics incluso en las charlas de café del ramo, como el neologismo derechear el histograma o el hincapié en el flujo de trabajo.

Hace años que trabajo cada día con Photoshop -creo que desde la versión 4 de 1996- y con Lightroom -desde la versión 1.4 de 2008-. Suelo comprar y leer libros (de hecho acabo de hacerme con “Photoshop CC” de José María Delgado Cabrera y estoy terminando el excelente “Fotografiar el mundo, el encuadre perfecto” de David duChemin, ambos de Anaya) y aquí, a unos metros, tengo el volumen CS4 y CS2 de Mellado. También me gusta comer pero lo que no me agrada es la sopa boba.

Sigo.

Ayer fue la presentación en FNAC L’illa de su nuevo manual: “Fotografía Inteligente con Lightroom 5” (Anaya), que ya se ha posicionado como el libro más vendido del rubro por estas tierras. Alentado por la cercanía, por el escenario escogido y por los críticos comentarios de algunos lectores en Amazon como Valeria, J. Alfaro y José Antonio, o los del foro de Canonistas, o simplemente mediante una búsqueda en afilados blogs como A sangre o Cienojetes, decidí ir.

La charla-coloquio se dedicó a desgranar el índice del nuevo libro, más suscintamente: a comentar el PDF de cinco páginas de su nuevo taller.

Algunas cosas me quedaron claras en la presentación: Adobe ofrece ofertas convenientes para suscribirse a su flamante Creative Cloud (Photoshop CC + Lightroom 5 por 12,29€ al mes, para usuarios de CS3); José María Mellado dará un taller en Barcelona en el que se pondrá en práctica todo (295€); una cámara Hasselblad o la más cara que podamos comprar, dará mejores resultados que otras.

Al acabar, me encontré con Antonio, un viejo alumno (precisamente de Photoshop y Lightroom) y me dediqué a hojear “Fotografía inteligente con Lightroom 5” (45,13€ para socios FNAC). Desistí de comprarlo. Me parece un precio excesivo para un libro que es apenas un tutorial de nivel inicial sobre el programa Lightroom, solo recomendado para quienes deseen iniciarse en su uso y poco más. Aún así, no descarto pedirlo en la biblioteca más adelante.

Para aquellos que quieran profundizar sobre Lightroom, hay muchos otros libros de estudiosos y especialistas en el tema que recomiendo, como el de Martin Evening, los cursos en DVD de CreativeLIVE como el de Julieanne Kost o el de Lesa Snider o suscribirse al siempre interesante blog de Matt Kloskowski.

*

ANEXO: Hablar de arte, hablar de discursos.

A menudo sucumbimos a la tentación de juzgar -o peor aún: de juzgarlo todo- en términos morales: si es “popular” debe ser “bueno”. Esto sucede hasta el hartazgo en infinidad de canales y en las redes sociales se manifiesta con diátribas recurrentes del tipo: Wow! Genial, Maestro! 🙂. Es el caso del diario compartir de imágenes a través de Instagram, Facebook, Flickr y de concursos o eventos patrocinados varios, donde la cantidad de seguidores y de megusta sumado al feedback obsecuente de las amistades pareciera determinar la calidad de las fotografías en cuestión y, por ende, el rol de maestros generosa y abruptamente adjudicado por los fieles. Un paisaje paradisíaco para que el peculiar savoir-faire de los ocasionales jurados y galeristas premie el cliché sin empacho alguno.

Pero otra cosa son esas imágenes. Cómo se han compuesto, cuál es su factura y sobre todo: qué es lo que expresan dentro de un contexto determinado. La técnica nada tiene que ver con el discurso (¡si es que hay alguno!). Lo cutre y la falta de ideas seguirá siendo cutre y carente de ideas por más retocado que luzca ese cielo. Las bondades de un equipo no fabrican un concepto. Un corpus artístico poco y nada tiene que ver con una receta y para eso no hay libros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s